¿Cuánto dinero necesita?
¿Para cuantos días?
300 + 66 de Honorarios

366€ en total

a devolver el 1 de Julio

¿Representa un peligro dar el IBAN en un formulario?

mujer asustadaEl temor a colocar tus datos bancarios, y en muchas ocasiones los personales, en el momento de solicitar alguna tarjeta, un pago, una reserva de hotel o utilizar un crédito rápido puede paralizarte y hasta poner en riesgo el proceso de solicitud de un minicrédito rápido. En el subconsciente prevalece una desconfianza natural –en ocasiones justificada- cuando se pone en riesgo tu estabilidad económica y personal en el momento de pensar que pueden utilizar esa información con fines malévolos.

Solo que hay un detalle en lo que se refiere a proporcionar tu número de IBAN o de cuenta corriente, ya sea a través de un formulario o que, por descuido, alguien que no seas tú o una persona de confianza, maneje esas cifras. Aunque cueste creerlo no representa ningún peligro. Es lo que llaman un mito bancario que aún muchos profesan y consideran que puede ser utilizado para vaciar esas cuentas y dejarte prácticamente en la calle.

Nada más lejos de la realidad. Si alguien tiene tu número de cuenta o tu IBAN lo único que podrían hacer es realizarte un depósito sin que tú lo sepas, algo que no nos perjudicaría y, al revés, nos sacaría una gran sonrisa si vemos un saldo en nuestra cuenta con mucho más dinero del que teníamos pensado.

Aunque cueste reconocerlo, ¿crees que instituciones benéficas que publican sus números de cuenta por televisión o en la prensa se hayan lo hayan dejado de hacer por esta razón? ¿Has visto alguna que denuncie falta de dinero de su cuenta porque su IBAN lo manejan miles de personas?

Si se le diera crédito a este mito, habría millones de personas a las que se podría timar y los policías no darían abasto para atender tantas denuncias. Hay un concepto que es muy importante conocer en este caso: Nadie está habilitado para retirar dinero de tu cuenta o transferir de una tuya a otra que no lo es si no eres tú mismo. Es decir, es imprescindible presentar una identificación (en la mayoría de las ocasiones un DNI) o una clave dada por la entidad bancaria, para hacer un movimiento de dinero de esta magnitud.

Puede que haya algún momento, eso ocurre cuando algún “gracioso” se le ocurre contratar un servicio por internet y utiliza tu número de cuenta para domiciliar el pago. Hay que destacar que a veces lo único que te pide la empresa inicialmente es el número de cuenta y tu DNI. De tener dicha información en la mano, no hay obstáculo que impida este asunto. Pero como se trata de un pago que no autorizaste puedes devolver el recibo y cuando reclames podrás exigirle a esa organización que muestre el contrato firmado por ti. Hay otro punto a tu favor en este aspecto: en las transferencias SEPA el acreedor tiene la obligación de emitir un escrito en papel que, al ser firmado por el deudor, le da la autorización al banco para cumplir con dichos pagos.

Como te estarás dando cuenta, no es nada sencillo que te roben si se te llega a filtrar un número de cuenta bancaria y cae en manos extrañas. Sí es importante, no obstante, que revises periódicamente el movimiento de tus cuentas, para evitar una sorpresa desagradable, y un papeleo innecesario.