¿Cuánto dinero necesita?
¿Para cuantos días?
300 + 66 de Honorarios

366€ en total

a devolver el 1 de Julio

Reducir los costes bancarios

ahorrar en servicios bancariosLos servicios bancarios son los productos que ofrece la banca en materia de concesión de créditos, tarjetas, emisión de cheques y pagarés, depósitos, transacciones financieras, cambios de monedas; entre otros. Dicho de otro modo, son aquellos servicios que ofrece la banca para facilitarnos todo el movimiento de nuestras cuentas y la rentabilidad de nuestro dinero.

Estos servicios están dirigidos a mantener y hacer rendir el dinero, facilitarnos la realización de transacciones financieras,  agilizar la realización de pagos y transferencias, efectuar el proceso de cambio de moneda y proveernos de asesoría financiera. No obstante, por cada uno de éstos, el banco cobra un importe. Es decir, no son servicios que se presten gratuitamente  y sus comisiones mensuales y anuales suelen ser bastante altas, lo cual se traduce en un desembolso significativo dentro de nuestro propio presupuesto de gastos.

¿Cómo  hacer para bajar estos costes y mantener los servicios que necesitamos?

Lo primero es saber que los bancos determinan el importe por los servicios que prestan, salvo los regulados por la ley. En este sentido, lo primero es depositar nuestro dinero en aquellas entidades que ofrecen tarifas más atractivas y baratas por sus servicios.

Lo segundo es operacionalizar nuestras cuentas: si tenemos más de una, centralizarlas y aprender a manejarlas a través de la internet, hay bancos que ofrecen tarifas mucho más económicas por manejar todo online, desde internet o cajeros automáticos.

Por otra parte, las tarjetas de crédito y de débito son las más utilizadas por los usuarios de los servicios bancarios. No obstante, en la tarjeta física, el importe por su uso y mantenimiento son más caros en las modalidades de crédito que las de débito. Igualmente debemos utilizar la tarjeta de débito solo en los cajeros del banco donde tenemos nuestra cuenta y no en terminales de otras entidades, para obtener un importante ahorro a final de mes.

Debemos destacar que si recibimos una tarjeta que no hemos solicitado, deberíamos devolverla ya que siempre hay alguna que va con coletilla, es decir, prometen gratuidad por un tiempo determinado, normalmente un año,  tras el cual el cliente inevitablemente debe comenzar a pagar por el uso de la tarjeta.

Otro punto donde es posible ahorrar en los servicios bancarios es en el de las transferencias. Es muy cómodo hacerlas desde nuestros ordenadores o móviles, hay entidades que no cobran comisiones por transferencias a cuentas de otra entidad o al extranjero, sin embargo hay otras que sí las cobran, debemos tener en cuenta esto a la hora de hacer una transferencia, y, en el caso de que cobren comisiones, intentar hacer el depósito en efectivo físicamente en la entidad bancaria que corresponda. Depositar directamente el efectivo nos permite un buen ahorro.

En general, podemos ahorrar en los costes de los servicios bancarios si:

  • Hacemos un plan de ahorro que se base en el conocimiento y comparación de los servicios que prestan las entidades bancarias y conocer con exactitud que importe nos cobran por sus servicios. Debemos depositar nuestro dinero en la que más se adapte a nuestras necesidades.
  • Adoptar nuevos hábitos en el manejo de nuestras cuentas y tarjetas y hacerlo online en la medida de lo posible y sin comisiones por transferencias, tarjetas o pagos.
  • Conocer y utilizar las ofertas que ofrece la entidad bancaria donde mantenemos nuestro dinero.

Con estas medidas sencillas, con total seguridad, notaremos la diferencia y los beneficios a final de mes.